• Empresa
  • Blog
  • Contacto

5 Porqués, Análisis de la causa raíz de los problemas

Los 5 ¿Por Qué? es una técnica de lluvia de ideas usada en Lean y se basa en preguntar “¿Por qué?” repetidamente hasta que se determine la causa del problema. Anecdóticamente, se requieren cinco “¿Por qué?” para llegar al fondo de cualquier problema.

A pesar de que se refiere a “5 ¿Por Qué?” realmente el número 5 es orientativo. Algunos problemas se resolverán con menos, otros con más de 5 preguntas. La meta es simplemente asegurarse de que el equipo ha entendido el problema lo mejor posible. Una vez se encuentra la causa principal del problema, será más fácil establecer una solución correcta.

Cuándo y dónde usar los 5 Por Qué.

La técnica puede ser utilizada en un GEMBA Walk o cuando el equipo está dibujando el VSM y descubre una actividad que representa un desperdicio, o simplemente cuándo se encuentra un problema. En cada una de estas situaciones, se pueden usar los 5 Por Qué para llegar a la causa principal de lo que está pasando.

¿Cómo usar los 5 Por Qué?

Tratemos de seguir estos pasos para usar efectivamente la técnica de los 5 Por Qué:

Paso 1: Haz que el equipo se reúna

Un ejercicio de los 5 Por Qué necesita reunir la mayor cantidad de expertos posibles en el tema. Pero, de la misma manera – no tiene sentido involucrar a quienes no saben nada del problema. Y para asuntos complejos, debes asegurarte de dejar claro quién lidera el análisis y quien toma las decisiones finales.

Paso 2: Declara el problema

A la hora de definir el problema, asegúrate de que todos los involucrados lo entiendan, y que no confundan las causas con los síntomas. Sé preciso con tus preguntas y respuestas.

Paso 3: Pregunta “Por qué” tantas veces como sea necesario para encontrar la causa principal

Asegúrate de enfocarte solo en los hechos, no en presunciones, y evita comenzar a repartir culpas – se objetivo y básate en los hechos, mantén una atmósfera de confianza.

Paso 4: Planifica una solución

Al terminar de preguntar tus “Por qué”, deberías tener una declaración del problema bien formada, la cual te permitirá encontrar soluciones y asignarlas al equipo.

Paso 5: Mide y haz seguimiento de los resultados

¡Ningún proceso de mejora está completo sin revisar sus resultados! En caso de ser necesario, puedes repetir estos 5 pasos hasta que estés satisfecho con el funcionamiento de tu proceso.

Los 5 Por Qué ayudan mucho a la hora de establecer una declaración detallada de un problema, dejándote encontrar y resolver inconvenientes, y desarrollar tus proyectos continuamente.

Deja un comentario

ÚLTIMOS POSTS

¿Te gusta este artículo?

Compartir en facebook
Share on Facebook
Compartir en twitter
Share on Twitter
Compartir en linkedin
Share on Linkdin
Compartir en pinterest
Share on Pinterest